¿Por qué hacerte vegano?… (Defensanimal.org)

¿Qué es el vegetarianismo?

El término VEGETARIANO fue acuñado en 1842 en Inglaterra. La palabra “vegetariano” no surgió de “vegetal”, a pesar de su común etimología:

“vegetal” viene del latín “vegetabilis”, que significa “que tiene el poder de crecer” y “vegetare”, que significa “crecer”.

por su parte, “vegetariano” deriva de la palabra latina “vegetus”, que significa “completo, fresco, lleno de vida”, tal como se utilizaba en el antiguo término latino “homo vegetus”, aplicado a una persona vigorosa física y mentalmente.

Con este término, los vegetarianos ingleses intentaban dar un tono filosófico al tipo de vida que querían llevar. No estaban simplemente promoviendo el uso de vegetales en la dieta.

Así, el significado de vegetariano no depende de lo que cada uno crea que signifique. Quienes acuñaron la palabra definieron a un vegetariano, entre otras cosas, por ser ”una persona que se abstiene de comer carne y pescado pudiendo (o no) comer huevos, miel y productos lácteos”.

En realidad al vegetariano que consume miel, huevos y lácteos se le debe llamar api-ovo-lácto-vegetariano, y quien no consume ningún producto animal sería vegetariano (a secas) o VEGANO. El término “vegano” (que en realidad es una abreviación de la palabra “vegetariano”) fue acuñado en Gran Bretaña en 1945, por la Vegan Society, para designar a aquellas personas que evitan utilizar productos de origen animal para alimentarse, vestirse o cualquier otro fin.

Creer que un vegetariano es el que sólo vive de verduras y frutas no sólo es incorrecto, sino que además es muy incompleto. Por desgracia, la mayoría de la gente comete este error (entre ellos muchos médicos y dietistas). Y como los vegetales son considerados casi siempre como acompañante de la comida principal, los occidentales suelen imaginarse a los vegetarianos como enclenques y desnutridos.

Desde aquí indicamos que en las secciones de recetas, etc… nos referiremos al vegetarianismo 100% (o veganismo), y por tanto sin consumo alguno de producto animal, y no fomentaremos el api-ovo-lacto-vegetarianismo (no vereis recetas con ingredientes lácteos, huevos o miel, porque conllevan explotación y asesinato de animales que también quieren vivir).

¿Por qué?

1.-Por razones éticas. No es justo discriminar a los animales no humanos por el mero hecho de no pertenecer a la especie humana. No es justo privar de libertad, explotar y asesinar a animales no humanos cuando podemos ser 100% vegetarianos.

El vegetarianismo es una filosofía milenaria basada en la idea de que los animales no humanos, por justicia, requieren la misma consideración y respeto que los seres humanos. No es justo comer músculos, tendones , secreciones mamarias, huevos o miel con independencia de cómo han sido criados, tratados o asesinados.

2.-La salud y la higiene han sido otros motivos tradicionales para adoptar una dieta exenta de productos animales, y tienen mayor peso a medida que se descubre mayor toxicidad química en la carne y en el medio ambiente. La carne contiene plaguicidas, hormonas, antibióticos, toxinas, etc….

3.-El argumento ecológico considera que debemos basar nuestra alimentación en las formas más primarias de la cadena alimenticia. Debemos evitar la participación en el esquema alimentario occidental que desaprovecha y esquilma la tierra, el agua, el aire y la energía. Una dieta vegana (100% vegetariana) consume menos recursos y trata con más cuidado el medio ambiente.

La desesperada búsqueda de pastos para alimentar a los animales no humanos que se come el primer mundo supone gran parte de causa de la masiva deforestación de las selvas tropicales y su posterior conversión en desiertos, una vez que el suelo ha sido totalmente erosionado. Un vegano salva miles de árboles al año.

Por otra parte está también el problema de la contaminación por los desechos de las granjas. En España, los animales no humanos producen 20 veces más excrementos que los humanos. La mayor parte de éstos se vierten directamente al agua de los ríos y cauces subterráneos, dejándola pestilente e inservible para el consumo. Además los gases tóxicos generados por estos residuos, como amoniaco, metano y dióxido de carbono, contaminan la atmósfera, afectando a la capa de ozono y contribuyendo al efecto invernadero.

4.-Las razones humanitarias se basan en que la producción comercial de carne alimenta a poca gente a expensas de otros muchos. El grano que podría nutrir directamente al humano se utiliza para alimentar animales (principalmente para consumo del primer mundo). Los cadáveres de éstos sólo devuelven una pequeña fracción de las proteínas que recibieron.

¿Por qué ser indiferentes ante la gente que muere de hambre en el Tercer Mundo y egoístamente seguir comiendo más de 10 veces el cereal que necesitamos bajo la forma de proteina animal?.

El sistema de engorde de animales es mucho menos eficiente que sembrar verduras o cereales.

Muchos investigadores creen que el vegetarianismo es la única forma de alimentar a toda la población. Un informe de la Oficina de Referencia de Población de los EEUU dice: “si todas las personas adoptasen una dieta vegetariana y la comida no fuese desperdiciada, la actual producción de comida bastaría para alimentar a 10.000 millones de personas, más de la población proyectada para el año 2050”.

La dieta vegana surge a partir de una decisión calculada, y no es el resultado de una vuelta atrás impuesta por la economía personal o el medio en el que se vive. Una vaca no se abstiene de comer corderos, de la misma forma que un león no escoge libremente una dieta de carne. Sólo los humanos tenemos la capacidad de escoger según una ética o moral.

¡Está en tu mano! – ¡Hazte vegan@!

¿De cuántos animales hablamos?

Nos estamos refiriendo a los cerdos, gallinas, sardinas, pavos, atunes, vacas, etc… que son asesinados en:

los mataderos (sin importar si han vivido en granjas industriales o ecológicas)

piscifactorías (industriales o ecológicas)

ríos y mares (por la pesca industrial y deportiva)

montes (incluyendo a los animales terrestres y aéreos asesinados por los cazadores).

En 23 días se mata la misma cantidad de animales como seres humanos hay en la Tierra… ¡Más de 6.000 millones! ¿Y para qué todo esto? ¡Toda esta desgracia para satisfacer el placer del paladar, que al fin y al cabo lo producen los condimentos! (¿Has comido alguna vez la carne cruda?).

Pensemos en las siguientes cifras:

Cada año se asesinan 95.000 millones de animales (95.000.000.000)

Cada mes se asesinan 7.900 millones de animales (7.900.000.000)

Cada día se asesinan 260 millones de animales (260.000.000)

Cada hora se asesinan 11 millones de animales (11.000.000)

Cada minuto se asesinan 180.000 animales

Cada segundo se asesinan 3.000 animales

Habiendo alternativas de alimentación,…¿aún quieres pedir que sigan asesinando a individuos que también quieren vivir

y disfrutar de sus vidas en libertad?.

Tú puedes decir NO al negocio de la carne y sus derivados.

Tú puedes decir NO a la explotación y muerte de animales

que sienten como tú.

¡ Hazte vegano/a !

¿Cómo empezar a alimentarnos de modo vegano?

Para empezar, lo fundamental es tener claro porqué debes hacerte vegano, y desde aquí incidiremos siempre en la cuestión ética, ya que debes ser consciente de que no es justo, ni necesario, asesinar a ningún animal (humano o no) por el capricho de que te guste el sabor de sus músculos y tendones, o sus secreciones mamarias (lácteos) o sus óvulos (huevos), del mismo modo que no es justo arracarles la piel para hacer zapatos, cinturones o bolsos…

Si aún te alimentas de ingredientes de origen animal no debes olvidar que estás pagando para que otro haga el trabajo sucio y se manche las manos de sangre.

Puedes alimentarte de modo vegano (100% vegetariano) de un día para otro. No es cierto que sea necesario hacer una transición.

Puedes informarte sobre nutrición vegana pulsando aquí, y puedes consultar a nuestro experto en nutrición vegana escribiendo a nutricion@defensanimal.org

La alimentación vegana (100% vegetariana) no consiste en comer sólo lechuga y tomates, como mucha gente cree, sino que incluye todas las legumbres, cereales, hortalizas, frutas, verduras, frutos secos, etc.

La alimentación vegana es rica, sana y respetuosa con los animales no humanos.

¿Qué comer y dónde?

Llegamos al apartado en el que más gratas sorpresas a nivel personal nos llevaremos, ya que tod@s solemos hacer, antes de ser vegetarian@s, la típica pregunta de qué comeremos… y la respuesta es escueta y sencilla…¡Todo menos carne y derivados (lácteos, huevos y miel)!.

Hemos sido acostumbrad@s a asociar a los animales no humanos como comida desde que éramos bebes y nos obligaron a comer las primeras papillas de carne (pollo, merluza, etc…). No nos dieron opción a elegir, y es evidente que si de niñ@ nos hubieran mostrado un ternero y una manzana hubieramos elegido morder la manzana y jugar con el ternero.

Ahora tenemos la opción de subsanar los errores a los que hemos sido sometidos en nuestra educación alimenticia (bienintencionados en gran parte ya que nuestros padres desconocían que no es necesario alimentarse con ingredientes de origen animal), y elegir la nutrición sin productos animales, y por lo tanto la más ética y justa para los demás.

Much@s creen, y creíamos, que el vegetarian@ sufre el sacrificio de reducir su opción de alimentos posibles, ante lo que descubrimos que es precisamente al revés, ya que al comer carne y derivados estamos imbuidos en una opción limitada de productos que giran en torno a ellos, considerando al resto de productos como “acompañantes”. Con la alimentación vegana descubrimos que hay infinidad de ingredientes que desconocíamos, e incluso, y muy importante, que lo fundamental suelen ser los condimentos (de hecho, y si lo analizamos, es falso el dicho de “me gusta la carne” porque a poca gente le gusta la carne “cruda”).

De todos modos, una vez empieces a ser vegetarian@ te darás cuenta de que no es complicado, y de que lo fundamental es comer de todo un poco, y equilibradamente.

Podeis visitar la sección de recetas (donde podreis comprobar que la imagen de que la cocina vegana es complicada y utiliza productos que no existen en todos sitios es falsa).

Los productos que utilizaremos los podremos comprar, en su mayoría, en cualquier supermercado o tienda de barrio (verduras, hortalizas, cereales, fruta, etc…), y algunos que hasta hace poco no aparecían ya lo están haciendo (leche de soja, de arroz, etc…). Algunos productos (la minoría y muy de vez en cuando) se podrán adquirir en cualquier herboristería (tofu, seitán, etc…), e incluso no son necesarios.

En el caso de comer fuera de casa siempre encontraremos la opción de que tengan algún plato/bocadillo sin productos animales, o que nos lo puedan hacer. Si tienes que comer entre semana fuera de casa por trabajo, y siempre vas a un lugar fijo, seguro que te pueden hacer un menú vegano. Lo habitual es que te sirvan lo mismo que al resto pero sustituyendo el producto animal por otro.

Si vais a pizzerías será sencillo, porque bastará con pedirla sin queso (y carne, por supuesto) y sustituir estos ingredientes por otros (desde aquí os recomendamos, para hacerlas en casa, comprar la base de masa integral, ponerle mucho tomate o incluso pisto y llenarlo de ingredientes sanos como champiñón, pimiento verde y rojo, cebolla, aceitunas rellenas de pimiento, etc… y podeis espolvorearle levadura de cerveza (que al fundirse da una textura y sabor similar al queso).

También teneis la opción de acudir a los restaurantes vegetarianos y pedir los platos que no incluyan derivados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: